10 may. 2013

Mejor no preguntar

—Me vendieron gato por liebre.
— ¿Cómo te diste cuenta?
—Maulló cuando lo metí en la olla.

No hay comentarios: