5 dic. 2012

Reflexión

A la hora de salir a caretear recuerden que hasta en el restaurante más caro al cocinero le pican los huevos.

No hay comentarios: