7 sept. 2012

Reflexión

Para darse un baño de humildad hay que empezar por agacharse a recoger el jabón caído.

No hay comentarios: