29 jun. 2012

Problema con el alcohol

Al chupado lo paró la policía, con tanta suerte que le tocó un policía bueno, uno de esos canas super amables que pa’ encontrar uno, maomeno tenés que ser Indiana Jones. Así que el oficial lo detuvo y al constatar el grado alcohólico que tenía comenzó a darle una perorata similar a la de un testigo de Jehová. En un momento el cana le dice: - lo mejor para combatir el alcohol es reconocer el problema. - ¡Ahí está jefe, en el asiento de atrás, esa es la botella!

No hay comentarios: