1 mar. 2012

Homo chefferectus

Un estudio de la Universidad de Hardvard comprobó que el homo erectus cocinaba. Los científicos llegaron a esa conclusión luego de analizar el tamaño de sus muelas. En un próximo paso la investigación girará en torno al tamaño de sus testículos donde finalmente podrán demostrar que además de cocinar tenían a alguien que les decía “¿por qué le pusiste tanta sal? ¿Me lo podés cocinar un poquito más? ¿Todavía no hiciste de comer? ¿Te lavaste las manos para cocinar?” entre otras tantas preguntas domésticas.

No hay comentarios: