7 dic. 2011

El que mata tiene que morir

Un estudio genético comprobó que la Susana Giménez que se escandaliza por los hechos de corrupción no es la misma Susana que ingresó al país un Mercedes Benz con licencia para discapacitados. ¡Menos mal!

No hay comentarios: