12 oct. 2011

Minicuento

Los clientes le ofrecían dinero mientras mantenían relaciones sexuales. Ella aseguraba que no era prostitución, sino un préstamo en efectivo durante el acto.

1 comentario:

La vieja dijo...

Además con devolución al finalizar el acto...