13 abr. 2011

Es todo un caso… médico.

El señor preocupado por lo torcido y retorcido que tenía su miembro viril va a ver al médico. El galeno, que ese día andaba con pocas ganas de examinar fenómenos, le pregunta:
- ¿Y qué tan torcido dice usted que lo tiene?
- Imagine que para acertar el pipí en el inodoro me tengo que parar frente a la cocina.

No hay comentarios: