26 feb. 2011

Cuernos que son cuento

La mujer se enteró que el marido la engañaba con chicas mucho más jóvenes que ella. Enojadísima porque no tiene como competir, lo encaró con tono amenazante: - ¿Me querés decir qué tenés que andar buscando minitas fuera de la casa?
- Es que tengo el síndrome de Peter Pan.
- ¿Ah, sí? Bueno, entrá a correr porque yo tengo el síndrome del Capitán Garfio y hoy te voy a colgar de las pelotas.

No hay comentarios: