8 oct. 2010

¡Cuidado! falsificadores sueltos

- Disculpe pero no puedo cambiarle estos dólares porque son falsos.
- ¿Y cómo sabe usted que son falsos?
- Mire señor, la cara de Homero Simpson siempre fue amarilla, no verde.