4 jul. 2010

No todo es joda

Un hombre entra a la casa de su amigo quien lo recibe desesperado diciendo:
- ¡Éramos pocos y parió la abuela!
El otro creyendo que era una joda le responde: - “¡Ah, bueno! Me voy entonces, paso a cobrar mañana…”
A lo que el primero con más desesperación le grita: “- ¡No, tarado! Llamá a la ambulancia que parece que son mellizos y ya está por salir el otro.

No hay comentarios: