2 jul. 2010

Infracción post mortem

Una grúa municipal del estado de Nueva York se llevó un coche fúnebre con el muerto en su interior. El conductor y director de la funeraria explicó que había estacionado en una zona prohibida y unos minutos después su coche ya había desaparecido y a él casi le da un infarto.
Por su parte, la Policía de Nueva York aseguró que la camioneta no estuvo en esa zona restringida unos minutos, como asegura el director de la funeraria, sino más de tres horas. Esta noticia tragicómica nos ayuda a entender por qué los EEUU son el primer mundo y un ejemplo a imitar. Fijesé como ellos sí tienen gente especializada que se dedica a “levantar el muerto”.

No hay comentarios: