10 jun. 2010

Con distinta vara

Por más que el arquero se mate haciendo su mejor atajada el relator dirá “¡se salvó de milagro de que le convirtieran un gol!”
Si un jugador tira un caño y van 0 a 0 es un salame, si va ganando 2 a 0 es un crack y si va ganando 6 a 0 es un sobrador.
Cuando un arquero ataja muchas pelotas se destaca el buen juego del otro equipo pero cuando al arquero le meten un gol tonto se lo crucifica y responsabiliza por la derrota.
Si un jugador insulta a un rival es un exceso, si veinte mil hinchas denigran al árbitro “es el folklore del fútbol”.

1 comentario:

licha dijo...

la última es una triste verdát...
=(