15 may. 2010

Conclusión

La muerte es una boluda, golpea a mi puerta en vez de tocar el timbre.

No hay comentarios: