18 ene. 2009

A Juana de Arco no le gustaban los sisañeros

Y siempre con ironía repetía: "¡Sigan, sigan nomás, echando leña al fuego!"

No hay comentarios: