27 ene. 2009

Educando al soberano. Hoy: publicidad subliminal

Se considera publicidad subliminal la que presenta al consumidor un producto o servicio de manera que no es conscientemente percibida y lo lleva a su uso o consumo en ignorancia de las razones auténticas.

Ejemplo para un chiste popular:
Dos delincuentes violan a unas monjas. Una de ellas comenta:
- "Perdónalos Señor, porque no saben lo que hacen".
La otra contesta:
- "Será el tuyo, porque el mío es un experto".

Y usted se preguntará: ¿Y en este chiste dónde está el producto promocionado subliminalmente?
Bueno, se lo tragó la monjita.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sublimina:.Dicho de un estímulo/ Que por su debilidad o brevedad no es percibido conscientemente, pero influye en la conducta/Que está por debajo del umbral de la conciencia (Real Academia Española). O sea, la monja no tenía ni puta idea de lo que pasó, ni la una ni la otra. Conclusión: ¡la publicidad subliminal no sirve un carajo!