19 nov. 2008

Crisis: empresarios complicados

La señora del cotillón tendrá que cambiar de rubro, no hay pito que le venga bien.

1 comentario:

unServidor dijo...

Lo que pasa es que estaba rodeada de maracas.