24 nov. 2008

Chiste árabe

La esposa de Alí estaba por dar a luz a su primogénito. Deseperado, Alí llamó a la marroquinería: "¡Hola, hola! ¿está la bartera?"

No hay comentarios: