26 sept. 2008

Emulando a José Narosky

Visitar un blog y no dejar un comentario es como caer de peludo de regalo en las fiestas y con las manos vacías.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Aquí le toco el timbre con la mano y le empujo la puerta con el pie.
Un saludo de su vecinita que tiene antojo.

La vieja dijo...

Por eso te dejo comentarios en muchos...